El cambio necesario.

Cambio, que cambio, cambio mi vida, cambio mi ropa… cambio todo lo que tengo que cambiar. Cambio para olvidar, cambio para mejorar o empeorar pero cambio y cambio ya. Porque es corta la vida para sufrir y es corta la vida para llorar. Hay que tomar decisiones, hay que cambiar… giros de muchos grados sin olvidar, sin olvidar lo vivido sin olvidar lo aprendido. Cambio sin olvidar. No olvidar los errores, no olvidar los defectos. Cambio, necesario es el cambio, barajar y nueva mano. Un cambio en seco para estar mejor, para seguir creciendo porque la vida es eso, nada más, crecer. La vida es eso crecer hasta morir, entonces como es corta la vida, no se la puede vivir sufriendo, peleando, discutiendo, hay que vivirla feliz, sin problemas tomando responsabilidades, eligiendo entre las opciones. Eso es la vida crecer y elegir, crear caminos, transitar camino diría una amiga mía -soledad-. Así, hay que ir caminando la vida, no hay que correr siempre se llega al final, está en cada uno como alcanzar la meta.
Hay que cambiar, hay que elegir. No hay que sufrir, no hay que odiar hay que recordar las cosas bellas, las cosas hermosas que otras personas nos enseñaron, las cosas lindas que con ellas vivimos y hay que olvidar lo malo. No podemos estar en la vida, no podemos transitar este camino, con odio y maldad. Hay que caminar.
Cuando elegimos, claro podemos errar, pero -como se dice- errar es humano y hay que seguir, y hay que seguir eligiendo, hay que seguir caminando. Y uno puede errar pero de eso se aprende y uno puede hacer y errar y es mucho mejor que no hacer. Porque no hacer es fácil, es sentarse al costado del camino a esperar que la meta nos alcance porque a diferencia de cualquier otra “carrera”, esta, la de la vida, la meta siempre se alcanza aunque nos sentemos a esperarla y la meta, la llegada, se llama muerte. Entonces no te sientes, no te detengas, hace aunque erres. Eso es una vida. No discutas, no pelees, no odies. Vive y hazlo de la mejor manera y no retengas a tu lado a una persona si ves la posibilidad de no hacerla plenamente feliz déjala volar aunque sea triste hacerlo aunque los dos quieran estar pero ese estar no los deja vivir plenamente. Recuérdala en tu camino, extráñala, amala, pero no la detengas en su camino, en su vida, si no la haces plenamente feliz. No la olvides, recuérdala.
Cambios, elecciones, opciones, decisiones, tropiezos… eso es la vida. Plena vida, felicidad. no temas errar, no temas elegir, no temas el que dirán, solo escoge, solo elige, solo has y así serás feliz, así caminar tu calle, tu vida, tu camino para llegar a la meta mirar por ese único segundo, ese único instante antes de morir todo el recorrido y descansar en paz.
Ama, ama con locura pero no ames de manera enferma, ama y siente el amor y, aunque, no estés con la persona que amas ama, da tu cariño, quiere, se bueno pero sobre todo se feliz. Esa es la mejor opción… la felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s