Un minuto muere.

Así se pasan las horas, desperdiciadas en la nada misma. Un desperdicio de vida, cada minuto que muere lo hace en vano. Un fracaso pasar el tiempo así. Solo, dejando pasar el tiempo. Escuchando música deprimente, hablando con mi única compañía una sombra que no tiene figura alguna.
El tiempo se me escapa y me gana la carrera, pasa, desafortunadamente, sin llevarme de la mano. Me deja atrás. El tiempo se va acabando frente a mí, el tiempo me va ganando.
La soledad, que me acompaña, me deja solo, pensando en las nada y eso es peor.
Tristeza, males, pesares y el tiempo sigue su camino sin darme la mano, me abandona.
Así cada minuto que nace mata al minuto anterior, y así van quedando cadáveres de minutos, en vano, han muerto en vano, sin finalidad, sin objetivos, sin esperanzas.
Me levanto, para matar el tiempo caminando en círculos en este espacio cerrado. Que pérdida de tiempo.
Se consumen las horas, los días, los meses y los años. Así voy, sin quererlo, hasta la meta llamada muerte. Voy hacia la meta dejando al paso cada minuto muerto.
No me asusta, pero me apena ver pasar ante mí al tiempo, que es mío, pero me abandono. Lo veo delante de mí, riéndose, inmolarse sin invitarme a que lo siga, con fines, metas, objetivos, ganas. Me abandona, me tira, me deja, se inmola el maldito tiempo que pasa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s