Escribir es un deshago, tanto para mí como para ti.

Escribir es un deshago, tanto para mí como para ti; es plasmar en un “papel” [que lindo es escribir sobre el papel, cada vez menos presente entre nosotros.] lo que uno siente. Muchos, actualmente, están, por decirlo de algún modo, en desacuerdo con los blogs o los temas autorreferenciales sobre los que se escribe, pero me importa un cuerno.

Sabemos que es un deshago, nos hace bien [aunque estemos mal], transmite cosas que, aunque quisiera, no puedo decírtelas. Escribir es un deshago, tanto para mí como para ti. Escribir es transmitir lo que siento. Kanguro [y el olvidado, por el momento, Kangurito] tiene (n) vida propia, un límite muy reducido, pero ese límite existe. Por lastima, a veces, por suerte, otras.

Sientes que te escribo, a menudo, lo sientes. ¡Claro que sí!, puedo verte leyendo. Escribir es un deshago, tanto para mí como para ti. Escribir es un placer, aunque se escriba sobre cosas malas, sobre cosas  buenas [si se puede evaluar bondad y maldad] o, simplemente, cualquier cosa.

Escribir y leer es un encuentro con personas conocidas y/o desconocidas. Es una cita programada o no; nos solemos chocar con escritos, libros, textos, frases, etc., que no teníamos pensado leer. Es una cita que puede terminar bien o, por el contrario, mal, puede satisfacernos o no, llenarnos o vaciarnos por completo.

Escribir es un deshago, tanto para mí como para ti. Escribe, te leeré; léeme y te escribiré.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s