Plasmar en bellos párrafos

En cuanto empiezo a escribir todo aquello que pensé en plasmar en bellos párrafos se esfuman como si escaparan a ser esclavos del tiempo, como si quisieran evitar ser  inmortalizados por la tinta. En cada ocasión que se presentan frente a mi esas musas inspiradoras que no son de las mejores que existen salen escapadas de mi mente, a la carrera, las palabras que forman oraciones en mi pensar. No encuentro una razón para esto, de hecho, tampoco la busco. Me decepciona  no poder plasmar las frases bellas que pienso pero, supongo, al pintor le pasara lo mismo cuando en su mente tiene el lienzo acabado y en el preciso momento que da la primer pincelada ya se ha borrado de su pensar lo bello de aquel cuadro imaginario. Podría leerse entre líneas, de todo lo que precede, que me pienso escritor pero nada más lejos que eso. No porque no quisiera serlo sino porque sé que no lo soy, al mejor estilo de Sócrates, si hay algo que puedo saber es que no soy escritor. Esto me diferencia, por cierto, con todas esas personas que en la actualidad se preocupan solo por sacar libros, uno tras otros, teniéndose por escritores cuando en realidad no lo son. Humildemente pienso esto.

Intento recordar las cosas bellas que las musas se encargaron de depositar libremente en mi mente para que sea yo quien las plasme en este papel pero no dejan de perderse en el trayecto que deben recorrer desde donde han sido dejadas hasta los dedos con los que escribo. Impotencia siento por esto.

Algún escritor, escritor en serio, ha expresado la poca creatividad con la que se escribe en la actualidad, algún escritor ha dicho que ya no se escribe con la misma responsabilidad con la que se hacía antes y como no decir estas cosas cuando alguien, que se ha dedicado toda su vida a escribir hermosas páginas, lee esta literatura basura que lo rodea. Probablemente estas páginas que tienes entre tus manos sea un papel mas, digno se ser arrojado, sin mas, al cesto de basura. Pero estriba la diferencia en que yo soy consciente de mi imperfección, contrario sensu a quienes escribiendo basura creen estar plasmando hermosas obras de arte.

También, agrego a aquellos escritores quejosos con razón, ha cambiado, notablemente, la forma de hacer llegar los textos escritos al publico. La globalización, tan beneficiosa y tan perjudicial al mismo tiempo, les –nos- ha dado  la posibilidad de publicar cualquier escrito que se quiera, sobre cualquier tema que se quiera. Se ha convertido todo en una exposición de hechos vividos, no hay elaboración, inventiva, no hay imaginación en quienes escriben y publican con el solo afán de publicar. Debo sincerarme en este punto diciendo que esta era también una de mis metas: publicar sea como sea y sea lo que sea. Ha pasado ya un tiempo prudencial haciéndome ver lo equivocado de esa meta. Si publicar cualquier cosa fuera mi objetivo la finalidad de la escritura estaría siendo desvirtuada por un ignorante mas. Temo, sin embargo, hablar tan sueltamente de estos temas que, amen de tener alguna idea, me son extraños. Pero, no es mas que la realidad.

Todo este tipo de conductas, hacer solo por hacer, sin metas, sin objetivos dignos me hacen pensar que la actualidad no puede ser la mejor. Esto demuestra, mas aun los temas sobre los que se escribe, la ignorancia generalizada, gratuita y alcanzable por cualquiera.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s