Amistad Hombre-Mujer

He buscado [teniendo en cuenta lo que ayer escribiera, sobre la amistad entre hombre y mujer] material sobre la amistad, enfocándome, principalmente, entre la que correspondería al hombre y la mujer. Como siempre, debo advertir, que uno busca información para fundamentar sus argumentos “encuentra” los más beneficiosos para su causa, sin embargo, en este tema, las opiniones están dadas en una misma tendencia, la negativa a la existencia del tema que me ocupa. No quiero decir con esto que no existan opiniones opuestas, sino que son las menos. Ya Aristóteles, en su Ética, habla de la amistad pero, por complejo y por cuestiones conceptuales no tratare. Platón también ha tratado este tema pero por iguales motivos que su discípulo tampoco tratare. Solo los nombro para asentar aquí que el tema no es nuevo, por decirlo de algún modo.

He, desde ayer, preguntado a diferentes personas, de distintas edades y sexos, si creían en la amistad entre el hombre y la mujer y en su mayoría, por no decir totalidad [no puedo hacerlo sería faltar a la verdad] no creen en ella. Se dice que “siempre, tarde o temprano, alguno de los dos confunde el camino.” A continuación, de tres fuentes distintas, he copiado material acerca de este tema. He buscado, también, en foros de discusión [aunque muchas veces se delira en ellos] que, en el fondo de la cuestión, coinciden en la no aceptación de este tema.

Si bien debo expresar más claramente mi postura, con sinceridad, razonando con la “cabeza”, sin dejarme llevar por sentimientos de celos y recelos. La amistad, ese vínculo que se forma entre dos personas, es (para mi), junto con la atracción el inicio del amor. Es decir [advierto que he acelerado el razonamiento] que el amor fagocita la amistad o, mejor dicho, está incluido en el. Son sentimientos distintos, amor y amistad, pero uno incluye al otro y el paso de segundo al primero [aunque sea por una sola de las partes] es corto. Se hablara de confianza, entrando al tema de celos fundados en amistades, que uno le debe a la persona que ama, sin dudas, es fundamental la confianza, por no decir que es todo, como elemento principal. Pero, siempre hay un pero, en amistades mujer-hombre, uno de los dos se “equivoca” [no lo digo yo, lo dicen quienes saben] y ahí empieza el problema. Se hablara de confianza y no dudo de eso; es estúpido, también, el argumento “confió en ti pero no en el otro”. Pero como decía se nombra a la confianza y uno de los motivos de los celos que esas amistades fomentan está en la confianza, que suele ser, mayor entre amigos. O eso es lo que le hacen sentir a uno. Otro de los temas que fundan dudas respecto a la amistad de sexos opuestos está dada por el trato, por momentos, de mucha complicidad y entendimiento que lo dejan a uno como “cuatro de copas”. Y así podría seguir pero, ahora sí, transcribo esos textos, con sus fuentes en el pie.

“Amistad entre el hombre y la mujer: algo difícil aunque en pocos casos no imposible.

El hombre y la mujer manifiestan conductas distintas, determinadas por el sexo al que pertenecen. El sujeto, cuando nace, va conformando su personalidad a través de las primeras experiencias tempranas de aprendizaje que recibe de padres y adultos. Así se forma una personalidad básica de acuerdo con el sexo al que pertenece y a través de esta identidad sexual se van diferenciando hombres y mujeres. Estas diferencias son notables en cuanto a la conducta e intereses de niños y niñas. Por ejemplo los temas de conversación, el tipo de lecturas y películas, las clases de juegos; son diferentes en varones y mujeres a cualquier edad. Es dable aclarar que hay mas aspectos en cuanto a sus intereses en los que hombres y mujeres se parecen que en los que difieren.

En el área intelectual no se visualizan sensibles diferencias. En lo emocional, el hombre tiende a tener mayor autoconfianza, mayor dureza de modales, lenguaje y sentimientos. Es mas agresivo y tiene mas control emocional. Las mujeres son mas tímidas, sensible, tienen mayor sensibilidad y tienden a ser mas simpáticas Son mas expresivas en sus emociones pero mas débiles para controlarlas. Además son severas en lo que respecta a la moral. A pesar de estas diferencias hay mujeres que se tienen autoconfianza o se controlan emocionalmente mas que algunos hombres. En otros casos sus modales y lenguaje se equipara a los del hombre. De la misma manera hay hombres que cultivan sus intereses artísticos y estéticos mas que algunas mujeres.

Esto demuestra la convergencia de cualidades temperamentales de los dos sexos. Si nos atenemos a la mayoría de los casos, puede decirse que la amistad entre hombre y mujer no existe.

Para ello me baso en tres argumentos :

1 En las relaciones humanas, el primer carácter que el individuo identifica en el otro con exactitud es el sexo al que pertenece. Cuando pertenece al mismo sexo puede comprenderlo, es decir, puede aprender con el otro y ponerse en el lugar del otro, ya que utiliza la propia experiencia para hacerlo. Cuando el compañero es del sexo opuesto, se hace difícil tener la previsión adecuada de sus reacciones utilizando la propia experiencia.

Por tanto, el hombre y la mujer no pueden situarse uno en el lugar del otro y recurren a medios empáticos, aceptando el sentimiento del otro para lograr la verdadera comunicación. Esta actitud lleva a decir, por ejemplo, “sé como te sientes ” y es una dificultad para la relación de amistad entre el hombre y la mujer.

2 En toda relación de amistad, el sujeto a medida que va conociendo al otro, busca en él el reflejo de la propia imagen. En la amistad entre el hombre y la mujer, la curiosidad por conocer al otro buscando el reflejo de la propia imagen, provoca una dificultad, ya que dicha curiosidad se convierte en un misterio incitante que lleva a interesarse de otra manera por el otro. Esto provoca mutua atracción, convirtiendo así la amistad en amor.

3 El tercer argumento o prueba está basado en un concepto del filósofo griego Platón, quien distingue el amor (eros) de la amistad (philia). Este pensador sostiene que en el eros (amor) intervienen dos personas. El amado que es, por naturaleza, amigo del amante.

Es decir, que el amor supone a la amistad. A su vez, la amistad (philia), cuando gana suficiente intensidad en el alma del que la siente se convierte en amor (eros). Esto demuestra que algo que comienza en una relación de amistad, donde hombre y mujer comparten alegrías y preocupaciones, profundizan la relación de tal forma que aparecen nuevos sentimientos que estimulan a continuarla por la vía del amor.

Para corroborar en parte lo dicho, elegí un caso concreto que escuché en la radio, donde una joven llamó a la conductora para contarle que tenía un amigo con quien compartía mutuamente los sucesos de sus vidas. Sin darse cuenta terminaron enamorándose. Estuvieron dos años de novios y luego se pelearon, motivo por el cual estaba muy triste. La joven manifestaba “no sólo perdí a mi novio sino también a mi mejor amigo. Ya nada va a ser lo mismo, no tengo quien me escuche y aconseje”.

ANA MARÍA CATOYRA

PROFESORA DE FILOSOFÍA Y PEDAGOGÍA

PSICOPEDAGOGA CLÍNICA

LICENCIADA EN ADMINISTRACIÓN Y GESTIÓN DE LA EDUCACIÓN

(Fuente: http://www.taringa.net/posts/info/2116419/Amistad-entre-hombre-y-mujer_-algo-casi-imposible.html)

Me pregunto si es posible mantener una amistad con una persona del sexo opuesto sin que una de las dos partes sufra. Siempre he pensado que era algo completamente viable, sin embargo hoy especialmente paro a dudarlo cuando me toca de cerca.

En muchas ocasiones se tiende a confundir amistad con amor, sobre todo cuando se atraviesa un periodo de falta de cariño, por lo cual es muy importante que exista una plena confianza entre los implicados. De esta manera, se evita el desengaño de la persona enamorada y el sentimiento de culpabilidad por parte del otro. Porque no hay que dudar, que cuando ocurre esto y de repente nos encontramos con una “falsa amistad”, ambos se pueden sentir defraudados por distintos motivos.

Claro está que una relación de amistad hombre-mujer es difícil, puesto que no solo entran en juego los sentimientos, sino también las hormonas. Es algo natural e inevitable del ser humano. Aún así, en mi opinión, es totalmente viable dependiendo de la situación.

En el caso de una relación de amistad hombre-mujer en la que uno de ellos se siente atraído por el otro, nos encontramos con una situación difícil puesto que para la persona que ama es un desencadenante de malos sentimientos… No puede alcanzar el deseo que vuela permanentemente por su cielo: frustración, desilusión, tristeza, sentimientos cohibidos… Aun así, repito que es difícil, pero no imposible.

Lo más probable, es que se evite esa amistad, pero hay casos en los que valoras mucho más la amistad que el sentimiento de frustración al no ser algo más que amigos. Aquí tenemos que jugar con la cabeza, nos venos obligados. Es cuestión de valores, en ocasiones se debe valorar también lo que dice el corazón. Sería un caos si el ser humano solo se guiase por cuestión de hormonas.

Precisamente esto nos diferencia de los animales: la inteligencia, los sentimientos, la conciencia de uno mismo, el saber empatizar y ponerte en el lugar de la otra persona y todas las aptitudes y comportamientos que se salen de lo “natural” por ir en contra de nuestros instintos más básicos, en contra de la atracción o de nuestros deseos egoístas. EL EGOISMO ES TOTALMENTE INVOLUNTARIO, ya que viene grabado por defecto en nuestros genes, en nuestra naturaleza. EL ALTRUISMO Y LA EMPATÍA SON APTITUDES VOLUNTARIAS Y CONSCIENTES, que son necesarias tanto en la amistad, como en la pareja. Podemos decidir ser altruistas, pero no podemos elegir ser egoístas, ya que es nuestra condición. A fin de cuentas somos diferentes a los animales, pero seguimos siendo animales, la cuestión es que podemos elegir como comportarnos.

El caso ideal para mantener una relación de amistad es que ninguna de las dos partes se sienta atraída por el otra. Sin embargo, no deja de ser un tema complicado puesto que entrarían muchos más factores para la viabilidad de dicha amistad. Un caso muy común…. La confianza de la pareja de cada uno.

Mi consejo sería que nadie se dejase eclipsar solo por el amor, cuando digo amor, quiero decir también ATRACCIÓN, puesto que la amistad es casi o más importante que dicho sentimiento. Un verdadero amigo jamás debe desaparecer de nuestras vidas. Todo es viable, porque seguimos siendo libres de poder elegir, nos duela más o nos duela menos ir en contra de la sangre. Es cuestión de tener las ideas claras y transmitirlas correctamente hacia la persona que está en el otro lado desde el principio.

Un beso a tod@s

Lucía

(Fuente: http://www.personalidadyrelaciones.com/2008/06/es-posible-la-amistad-entre-hombre-y.html)

 

La Amistad: amor electivo, capaz de conocer y amar a las personas por sí mismas. “Nadie puede vivir sin un amigo”, decía Aristóteles. Y es así como el ser humano necesita entregarse sinceramente para encontrase así mismo con seres iguales a él; crecerá más en la medida que más tenga amigos. Pero, ¿es posible la verdadera amistad entre un hombre y una mujer?. Los seres humanos encontramos en un amigo una prolongación de nosotros mismos, se encuentra en el otro una similitud o característica que nos identifica mutuamente. Pero, ¿pasará de igual modo con el sexo opuesto?

Existen tres desafíos para la amistad entre hombre y mujer: 1.Definir la relación; 2. Manejar la atracción sexual; 3.Verse entre sí como iguales. Es necesario que dos personas se sientan atraídas, y en la amistad entre hombres y mujeres muchas veces esto es lo primero que sucede. Los hombres señalamos con mayor frecuencia que la atracción sexual es la razón principal para iniciar una amistad y que, incluso, podía profundizarla. Ahí se hace necesario definir la relación, y profundizarla, si realmente es un sentimiento de amistad. Pero por supuesto, lo principal, es el conocerse. De ahí que haya una similitud con una relación de pareja, supongo que de ahí nace la delgada línea que limita la amistad de una relación amorosa entre dos personas del sexo opuesto.

Obviamente amor y amistad están íntimamente ligados. Damos cariño, afecto, porque en cierta medida, también lo necesitamos…alguien dijo alguna vez que “El hombre se logra a sí mismo sirviendo a una causa o amando a una persona. Cuanto más se pierde en su tarea, cuanto más se centra aquello con lo que se relaciona, tanto más hombre se hace, tanto más llega a ser él mismo”.

También hay gente que no cree en este tipo de amistad, principalmente, y en base a lo expuesto aquí, por un tema del control de las emociones; es cuando te dicen “tenemos que hablar”, y luego de algunas palabras, te dicen “te quiero, pero como amigo”, produciendo la desilusión de la otra persona…hay quienes dicen que, para ellas, un amigo hombre sería como un tampón: puedes ir a la piscina con él, montar a caballo, bailar…etc.; lo único que no puedes hacer con él, es el amor.

Bueno, podemos entonces plantearnos algunas cosas, como “los amores pasan, pero los amigos quedan”, o “aunque estés lejos la amistad (verdadera) perdura, en cambio el amor es la plantita que hay que regar todos los días”; aunque si bien en el último tiempo se ha dado una “mutación” o “fusión” de estos dos sentimientos, los llamados “amigos con ventaja” (“con cover”, “paleta”, “con derecho”, etc.), en la cual se deslizan en la delgada línea del amor y la amistad sin necesariamente comprometer sentimientos reservados para el amor; es decir, es un juego, y se acaba cuando uno de los dos deja de jugar.

¿y tú que crees? ¿existe la amistad macho-hembra?

(Fuente: http://eliastorrejon.blogspot.com/2005/11/discusin-existe-la-amistad-hombre.html)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s