Esa será paga suficiente.

Parado frente al auditorio, tenso, ya viejo, me predispongo para hablarles a estos jóvenes presentes, jóvenes con ideales, algunos, sin ellos, los otros. Bebo un sorbo de agua y digo:

“Aquí están presentes los jóvenes de todos los rincones de nuestros límites. Aquí están presentes, a la espera de un discurso. Están dispuestos a escuchar las palabras de este viejo que se les para frente. Oigo sus aplausos, que me acompañan donde vaya. Debo, sin embargo, pedirles disculpas, como un día lo hiciera un gran político, por creer que estos jóvenes, por creer que todos estos jóvenes, carecían de ideales. Pero esto, esta multitud, demuestra lo contrario. Esta actitud demuestra que hay ideales. Se puede ver en la altura la grandeza de sus espíritus. Se oye aquí a mi lado el latir fervoroso de sus corazones. Ya hace más de 100 años que nuestros principios están ahí en lo alto, ya hace más de 100 años que luchamos por las mismas ideas, que se han ido renovando, que se han ido depurando. ¡Y si! Debo mis disculpas pero no podía yo hacer otra cosa por humano que errar, no podía hacer yo otra cosa que errar en esta noble cuestión. La soledad en que se encontraba mi alma no dejaba ver que en mi alrededor un nutrido grupo de jóvenes pujaba con grandeza y que con la firmeza de sus joviales voluntades sostenían la bandera de nuestro noble partido.

Aquí, les hablo hoy para que sean ustedes quienes lleven a cabo esta revolución continua, que lleva ya más de 100 años. No se asusten, jóvenes, de la palabra revolución hay muchas formas de hacerla y nosotros hoy la debemos llevar a cabo con nuestras ideas, con nuestras acciones. Nuestro partido más que una ideología es una ética. Luchamos contra los corruptos, luchamos contra el hambre, luchamos contra la falta de educación, luchamos por la libertad, luchamos por el respeto de los derechos, luchamos porque tenemos con qué. Luchamos sin quedarnos en las ideas para pasar a la acción inmediatamente. Son, ustedes, los jóvenes los encargados de hacer flamear esta bandera, de ser fiel a esta ética, por muchos años más.

Muchas cosas se oirán, muchos trataran de ensuciar estas limpias manos. No hay que dejarse engañar, no hay que dejarse imponer verdades cuando en realidad son falacias, y de las más altas. No teman, ustedes, jóvenes. Ser revolucionario, tener ideología, tener principios, ser fiel a una ética es, seguramente, y paradojalmente, el camino más difícil de mantener pero esas son las gratitudes de este partido. Estas son las cosas bellas que nos brinda. Poder decir algún día que no nos fuimos infieles a nosotros mismo. Esto más que doctrina es un apostolado donde se sufre, donde se necesita esfuerzo y trabajo mancomunado, donde se necesita decencia, coherencia y perseverancia. Y, lamentablemente, muchas veces hay que ser por demás tolerantes y dejar hablar a algunos cuantos que cuando han tenido que hacerlo realmente han callado cobardemente.

Son ustedes los jóvenes los que continuando por esta senda podrán asegurar el futuro y engrandecer la patria. Mientras otros tratan de achicarla, mientras otras tratan de venderla, mientras otros tratan de diezmar los espíritus tenaces de la juventud, mientras otros tratan de corrompernos, mientras otros tratan de ensuciarnos nosotros mantenemos a raja tabla nuestros principios, no nos dejamos engañar por el tirano, no nos dejamos fagocitar por el régimen imperante que nos pretende llevar a la salvación ahogándonos en la ruina.

Aquí, hoy, jóvenes, les digo: no pierdan las esperanzas, no claudiquen sus ideales, no pierdan la fortaleza, no se dejen engañar y el tiempo les devolverá grandes gratitudes. El tiempo les regalara una sonrisa y esa será paga suficiente.

He dicho.”

Así termine ese discurso. Así fueron esas palabras con las que intente darle aliento a esos jóvenes idealista que mantienen en pie y luchan por estos hermosos ideales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s