Mi computadora habla

Y bueno… mi computadora habla, me escucha y me hace caso (cuando quiere). Ayer se cortó la luz en gran zona de la provincia y, como no podía ser de otra forma, en mi casa ni linternas ni velas. Me dirijo, entonces, al negocio –almacén- que está a unos escasos cien metros de mi casa, me atiende el empleado que menos soporto –pero eso no importa- ¿que vas  a llevar?, su cara de desagrado hacia mi persona –es mutuo- se ve con el brillo del fuego de la vela sobre el mostrador. Le digo: dame un paquete de velas… me tira un chiste boludo… “¿apagadas?”… del que solo él se ríe. Sale en busca de tan preciados, en esos momentos de oscuridad, cilindros de cera blanca, recorridos en su interior por una soguita, es decir, velas. Camina lentamente, las toma, se distingue el paquete azul oscuro, pero más oscuro por la oscuridad del ambiente. Extiende su mano, tomo el paquetito salvador y… puf… vuelve la luz. Frase para salir del momento: igual las llevo no vaya a ser cosa que se corte de vuelta y una risa media estúpida la acompaña.

El hombre es un ser que se cansa de decepciones. Una a una van marcando al ser hombre. Cuando un pensamiento de seguridad me invade no me equivoco. Cuando estoy seguro, estoy seguro y punto. Muchas veces erro en cuestiones de las que no estoy seguro pero si estoy seguro no le erro. Porque, un ejemplo, ayer cuando salí en busca de esas velas me rodeo una sensación de seguridad, un presentimiento, que cuando las comprara volvería la luz. Y no le erre. Quede como un pelotudo, si. Pero me sirvió, una vez mas, para saber que cuando estoy seguro de algo no le erro.

Otra cosa, que algo tiene que ver, fui hace dos días a una reunión de una agrupación política a la que pertenezco desde antes de nacer. En una discusión, defendí mi posición con seguridad –porque estoy seguro que eso que expuse es la verdad- y tuve razón.

Al otro día, fui presa de una serie de frases en contra mío la que mas me molesto es la siguiente: “este [por mi] esta mal”, a lo que contestaron, “y si, cuando te das cuenta que no servís ni para espiar te pones mal.” Sencillamente, me dio por la zona genital que se dirijan así. Ignorantes los que hablan. Recordé en ese momento, para no mandar al mundo a una montaña de basura, una frase [que me ayuda algo en mis enojos] “A aquellos a quienes los dioses quieren destruir, empiezan por hacerlos enojar”. Era momento de callar, tragar y seguir… ya tendré oportunidad de meter esas frases por su entre pierna.

Por ultimo. El respeto… es el reconocimiento de uno hacia otro por si mismo. Es una tolerancia basada en los valores de otras personas que muchas veces pueden no coincidir con los nuestros. Es el entendimiento de necesidades reciprocas e individuales. Es el conocimiento de la esencia y el reconocimiento del ser [en relación al otro]. Pero bue… para que hablar de respeto si en esas relaciones intersubjetivas de las que formo parte no se me respeta.  ¡Hay necesidad!

Ahora si, el fin, de este escrito. I feel bad because the people can´t take my place. Por lo tanto vayanse todos a la mierda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s