Autocritica

Cuanto mal han hecho en mi tantos disgustos vividos. Cuanto mal pesa sobre mis espaldas por tantos errores cometidos. Hay un momento en la vida de un hombre (como especie) en el que se debe detener y hacer una autocrítica a conciencia, sin dejarse llevar por recientes sucesos o cuestiones presentes. Hablo de una autocrítica total de los años vividos. Porque, considero, es necesario saber cuáles han sido las falla, y porque no, también, los aciertos para poder entender y cerciorarse que uno transita el correcto camino para alcanzar los objetivos propuestos. Y es aquí, en este mi espacio, donde decido hacer pública mi autocritica.
Los primeros pasos que en esta vida he dado se signaron por errores de otras tantas personas que me marcaron claramente en mi forma de ser y deber ser. Por esto es que esos primeros años de formación se los debo a otros y no fueron causados por quien escribe. Fueron el efecto de otros hombres y mujeres que influyeron para bien o para mal en esta alma que transita. Pero el tiempo, el aliado o el enemigo de uno mismo, hace pesar hoy sobre mis hombros los aconteceres desde esa juventud en que por influencia caminaba hasta que, hoy convertido en un ser pensante y responsable de mis actos puedo realizar tan ardua evaluación de mi mismo. He cometido errores y no aceptarlos seria, tal vez, el peor de ellos. He cometido errores que no solo me han afectado a mi sino a otras personas que me rodean y rodearon. Hoy, con sinceridad y humildad, reconozco y me arrepiento de ellos; no en busca de perdón alguno sino con la sola intención de saberme equivocado y entender el porque de los efectos de esas causas que hoy me acobijan. He cometido errores de los cuales me arrepentiré eternamente, lo se, pero si algo no puede hacer el ser es volver al pasado para corregirlos sino tratar hoy de enderezar ese tronco que se ha torcido. Seguramente he tenido aciertos porque sinceramente, aunque reconozco mis errores, creo no haber cometido fatales equivocaciones. Son, sin dudas, mas superficiales de lo que mi razón cree. Pero son errores al fin que no puedo corregir.
Es aun tarea mas difícil cambiar de la personalidad esos caracteres torcidos o que disgustan a esa misma psicológica característica. Es tarea mas ardua y conlleva una fuerza de voluntad, que entre mis errores cuento, es débil. Pero no es imposible lograrlo, no es imposible. La constancia, el esfuerzo y la actitud de cambio enderezaran a este ser que hoy se critica. Es importantísima la actitud, mas aun que la constancia y el esfuerzo, porque sin ella no se consiguen estas dos cuestiones. Es la actitud sin dudas eso que tanto me falta y a la vez que tanto necesito.
La fragilidad en que me he visto envuelto en estos últimos años me han hecho débil de forma que no conozco o, mejor dicho, que no crei jamas fuera posible en mi. Es un sentimentalismo que, a pesar de ser tan hermoso, por momentos me sumerge en profundos mares de angustias. Me ahoga. Espero incansablemente poder lograr un equilibrio que hoy no existe en mi.
Pero no todo ha sido malo y sin dudas he logrado en aspecto tan importante como el amor enderezar este tronco desviado. Sin dudas, y asumo mi culpa, hay cosas de las que hoy me arrepiento que, sin poder borrarlas, he podido corregir. Es, en este aspecto, quizás, en el que me siento mas conforme con migo mismo porque es la felicidad que me causa esta hermosa situación la que muchas veces, por no decir todas, me hacen reflotar de esas obscuras profundidades en que me ha sumergido la angustia. Eso te lo debo a vos. También he, a lo largo de mi existencia, obtenido muchos otros logros que he compartido con personas tan hermosas. Algunas de ellas que me influenciaron tan para bien. He comprendido que no siempre se puede confiar en las personas y que algunas solo viven de las desaventuras de los otros -¿Cómo es posible que existan personas tan desagradables?- y he aprendido a tomar los concejos que se me dan con el cuidado que cualquiera de ellos requiere.
Asi, la balanza esta desequilibrada, sin dudas, pero es hoy el momento de cambiar esta mi historia para lograr que los discos de ella se igualen y se es posible lo bueno gane peso. Esta es sin dudas una autocritica que parra el lector será menor, corta o sin fundamentos, o de ningún interés o, porque no, errónea pero es mi autocritica y esta es la forma en que mi mente se desahoga y reflota. Esta es mi forma de cambiar mi vda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s