Servicios secretos, agencia VECINAS (resucitando un viejo escrito)

Este es mi segundo escrito, mi segundo minuto Fermin, lo que esta con cursiva son los agregados hechos hoy. Espero lo disfruten.

En este mundo globalizado donde las ciudades se convierten en pueblos por como trascienden los chismes, es decir la información, donde nada se puede esconder. Donde el antiguo papel de la vecina (chusma) se ha convertido por poco en una carrera universitaria que ha obligado a esas, hoy más viejas señoras, a adquirir conocimientos sobre redes sociales, teléfonos táctiles entre otras nuevas herramientas aplicadas.

images

Este mundo globalizado me molesta, no puede uno sentarse en la vereda sin ver la sombra de los ruleros tras la cortina de la casa de al lado, o de en frente, no puede uno llegar después de las cinco que las orejas arden de criticas pedorras como a donde fue o con quien vino, o este seguro anda en algo raro, hoy tu new primita llego a las siete.

Señora vecina –porque no vecino también- yo le quiero decir de todo corazón no me joda mas, déjeme vivir tranquilo. Quiero poder llegar sin sentir que tengo a los servicios secretos espiando.

Para colmo, como adelantara, ahora mis longevas vecinas tienen toda la tecnología a su favor y disposición, celulares con cámara que pueden escarchar a cualquiera, Internet que les permite sacar los antecedentes de una u otra persona.

¡¡Que imaginación!! la vecina sacaba y sigue sacando esas conclusiones alocadas y ridículas donde el mejor amigo de la vecinita pasaba a ser el padre del hijo de la chica de enfrente que a su vez estaba con el lechero, que como si fuera poco tenía seis hijos con una monja, o este chico que llego a las seis de la mañana borracho fue el que le rompió el vidrio al auto de Pepe, que es el carnicero, y que ahora esta esperando encontrarlo, va a resucitarlo de la resaca, para amenazarlo de muerte con el cuchillo bien afilado para que arregle y pague el vidrio, que aclaro ese chico nunca rompió, ni siquiera sabe sobre que estamos hablando en este momento.

Quien no ha visto salir a todas las vecinas a baldear la vereda a la misma hora para intercambiar información, hoy eso no lo hacen pues sus espaldas sucumben ante artrosis y demás cuestiones pero siempre existen pretextos para juntarse en la vereda.

1205251194_fCuando una de ellas se enfermaba y no podía salir era el centro de atención, seguro que no sale porque el marido le pego, seguro que no sale porque esta borracha y deprimida, seguro que no sale porque ya somos poco para ella, confabulaciones de viejas locas.

No se si ustedes tuvieron la suerte de tener estas vecinas, no se si ustedes pasaron por el calvario de que todos le creen a esas “ancianitas” y si uno quiere desmentir un chisme lo miran con cara rara y le dicen “pero nene si lo dijo doña Ramona debe ser verdad”.

Los diarios locales no necesitan noteros, ellas siempre están predispuestas y con un abanico de palabrerías para relatar el hecho que nunca vieron pero que ocurrió y esos periódicos no dejan de publicar sus historias.

Para Dora mi vecina que odiaba a mi gato, para Alicia la vecina a la que si le rompí un vidrio, para Mimi la vecina que le molestaban los ruidos a la siesta y gritaba tras la persiana y para Ramona que es como la bruja del 79 rauchense, para todas ellas este minuto Fermín con mucho odio, aunque me divierte  pensar que están hablando pavadas con sus nuevos celulares, que por cierto yo les enseñe a usar, todo tarado.

(En memoria de Alicia que de mis vecinas siempre fue la mas simpática con los mas jóvenes del barrio y hoy ya no esta con nosotros)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s