Me gusta lo que me gusta que me gustaría…

No descubrí la pólvora, eso dirá mi esposa, pero he caído en la cuenta –sino lo he hecho P1050819antes ya- que tengo una capacidad no del todo rara ni del todo mala. Existe en la naturaleza un animalito (reptil sino yerro) el camaleón que por motivos de defensa su piel cambia de color por lo que en cierto punto me identifica bastante. No creo, sin embargo, que esta sea la analogía que plasme exactamente lo que me pasa y caracteriza, veremos luego. Sigue leyendo

El ¿por qué? de todo esto… (ya que pocos entran a la pagina)

184_porque¿Porque? que linda pregunta; ¿porque llego alguien hasta aquí? y podríamos hacer muchas otras preguntas que comiencen con porque… pero, y nuevamente ¿Por qué?, Por qué no comenzar por ¿Quién? Obviamente no escribe ningún canguro y mucho menos soy yo el de la foto, sin embargo, desde hace muchos años  he adoptado ese nombre como apodo y solo yo me llamo de esa forma –el resto del universo me llama por mi nombre-, lo que carece de todo sentido ya que los apodos los pone el mundo y no uno mismo para llamarse en la intimidad como quisiera que lo llamen en realidad. Sigue leyendo

Patologías de un ser social que no quiere serlo.

Hay miles de cosas que se pueden hacer en nuestra corta existencia pero hay millonesAngustia que no. Con esta idea  comencé este día que, lejos de ser uno más, es un día pésimo.  Sea por las sucesión de hechos inesperados que me han atacado injustamente, sea por el pesimismo que me invade ahogando cualquier signo más (+) en mi alma. Es de vacío la sensación, de pena el sufrimiento y de agotamiento mi poca voluntad. En algún rincón de mí, sin embargo, existe esa voz suave que dice: “Levántate… Sigue leyendo

Servicios secretos, agencia VECINAS (resucitando un viejo escrito)

Este es mi segundo escrito, mi segundo minuto Fermin, lo que esta con cursiva son los agregados hechos hoy. Espero lo disfruten.

En este mundo globalizado donde las ciudades se convierten en pueblos por como trascienden los chismes, es decir la información, donde nada se puede esconder. Donde el antiguo papel de la vecina (chusma) se ha convertido por poco en una carrera universitaria que ha obligado a esas, hoy más viejas señoras, a adquirir conocimientos sobre redes sociales, teléfonos táctiles entre otras nuevas herramientas aplicadas.

Sigue leyendo

El Ángel…

Ayer, 19 de enero, fue mi cumpleaños y entre todos los regalos que recibí quiero destacar esta nota que a través de mi esposa me fue enviada -ji, ji-. Jamas, o rara vez, lloro y menos por cuestiones sentimentales (el tiempo me va petrificando) pero si pudiera hubiera querido hacerlo al leer la siguiente prosa:

Sigue leyendo