Aun te extraño por extraña que me seas

Caminaba por la obscura calle. Era una noche cerrada donde los faroles no tenían fuerza. No tenía miedo pero tampoco la tranquilidad suficiente como para caminar normalmente, sentía una presencia tras de mí, un algo, mejor dicho, un alguien que venía sobre mis pasos evitando hacer ruidos que llamaran mi atención. Sigue leyendo

Servicios secretos, agencia VECINAS (resucitando un viejo escrito)

Este es mi segundo escrito, mi segundo minuto Fermin, lo que esta con cursiva son los agregados hechos hoy. Espero lo disfruten.

En este mundo globalizado donde las ciudades se convierten en pueblos por como trascienden los chismes, es decir la información, donde nada se puede esconder. Donde el antiguo papel de la vecina (chusma) se ha convertido por poco en una carrera universitaria que ha obligado a esas, hoy más viejas señoras, a adquirir conocimientos sobre redes sociales, teléfonos táctiles entre otras nuevas herramientas aplicadas.

Sigue leyendo

No quiero que lo entiendas, quiero que lo sientas.

Etéreo paisaje tu sonrisa. Melifluo tu voz. Inefable sentimiento por vos. Sonámbulo sobre la arena blanca de la playa, rain-wallpaper-2amores de otra época. Entre tantos brazos buscaba los tuyos y me sorprendí con  la serendipia de tus besos. Limerencia constante. Quedamos como las nubes en arrebol mientras la luz de tus ojos producía la iridiscencia. Tu cuerpo desnudo frente a mi fue una epifanía y tus manos y su luminiscencia me provocaron un estado perfecto de soledad que duro hasta la aurora y quedo en el olvido. Fue nuestro encuentro tan efímero pero con tanta incandescencia que opaco la elocuencia de cualquier discurso y provoco la efervescencia de la sangre e hizo mi corazón inmarcesible y hallo en ese instante su desenlace.

Sigue leyendo