Ir a un telo es pagar por sexo

Ir a un telo es pagar por sexo. Esta afirmación me ha llevado a discutir con innumerables gentes de todos los lados. Muchos, que han ido, o no, dirán que no, argumentando que por ir con su pareja estable no es pagar por sexo. Pero no es un argumento valido.

Desarrollo.

Si uno va a un telo, [salvo excepciones –podría tolerar- de investigación de campo, de chusmo,] tiene como finalidad primordial coger, hacer el amor, tener sexo. Luego paga por sexo.

Otros dirán que, si uno va a un hotel convencional paga igual que en un telo pero no puesto que la finalidad [salvo excepciones] es distinta. Cuando uno contrata una habitación de un hotel convencional lo hace como huésped por cuestiones de viaje, u otros muchos que se pueden enumerar, pero la finalidad es descansar, o pasar la noche, o una estadia de “x” cantidad de días. Si bien se puede tener sexo en estos lugares la finalidad es otra. Luego no paga por sexo sino por una estadía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s